¿Los 10 Secretos para arruinar una Relación de Pareja? Segundo

Por Psic. Jaime Goyri Ceballos
SEGUNDO. EL MAL HUMOR.
Dicen por ahí que personas felices forman parejas felices, probablemente para este breve artículo, la frase sería “Personas contentas forman parejas contentas”. En mi experiencia he encontrado relaciones de pareja en donde sistemáticamente el Mal Humor esta presente, como si a la gente nos pagaran por estar “De Malas”; encontramos gente a la que le dificulta reírse, que les cuesta relajarse y tomar la vida con humor, ya sé suena sencillo, pero ¿Cómo estar siempre con una sonrisa con tanta presión que tenemos en el día a día?. Escuchamos historias de parejas en las que uno de los miembros llega a casa con una cara larga, a veces por situaciones derivadas del contexto laboral, otras veces porque algo ocurrió en el camino que nos puso de malas (alguien nos cerró el paso mientras manejábamos, nos dejó el camión o no alcanzamos lugar para sentarnos, el calor, etc.) pareciera que nos cuesta trabajo identificar a qué se debe nuestro malestar, el ritmo de nuestra vida es tan rápido que resulta más sencillo continuar en automático, antes que decidir tomarnos unos minutos para pensar qué ocurrió que dejé entrar al Mal Humor en mi vida, peor aún ni siquiera hago el ejercicio de sacarlo de mi día y cuando nos damos cuenta (si es que nos damos cuenta) nos ha consumido porque “así somos”; por otro lado, sucede que nuestro Mal Humor también atrapa a nuestra pareja, genera tensión hasta llegar al conflicto, a veces se convierte en Enojo y este se vuelve el estado de ánimo de la relación y así, los problemas no se hablan, los conflictos no se resuelven, se acumulan las cosas hasta que explota la situación.

Pero ¿qué hacer en estos casos? Creo que no hay una fórmula que funcione para todas las personas, hay quienes dirían que el secreto es “sonreírle a las personas cada día”, otras dirían “no tomar las cosas tan a pecho”, “si no te sirve suéltalo/déjalo ir”, “si tiene solución para qué te molestas entonces”, “hay cosas por las que no vale la pena molestarse”, y hay quienes incluso recomendarían tener un rato de meditación para soltar esas energías negativas que no queremos cargar; sea como fuere, “el Mal Humor” a menudo se convierte en visita constante en las relaciones de pareja, a veces sin motivo o bien, con un motivo que en realidad enmascara otras situaciones que no han sido resueltas/habladas/aclaradas si este es el caso, creo que tenemos una idea de qué hacer y si no sabemos cómo hacerlo pues tal vez sea el tiempo de pedir ayuda. Recuerda que la vida no es un constante conflicto, que podemos elegir la forma de afrontar los dilemas que se nos presentan cotidianamente así, el Buen Humor y la Risa, son formas de empezar, ello no quiere decir que evitemos hablar de los conflictos, que finjamos que no pasa nada, por el contrario vale la pena preguntarnos ¿qué emoción estoy sintiendo y a qué se debe? Y entonces ¿qué quiero hacer con ella?, ¿de qué modo quiero involucrar a mi pareja con la emoción que estoy sintiendo (no olvides que eres responsable de lo que sientes y que tu pareja no tiene que saber por qué hay enojo si no le dices)?, ¿cómo saco al enojo de mi vida?, ¿vale la pena tener el efecto del enojo por esta situación?, si vale la pena ¿qué hace que valga la pena?, estas son algunas de las preguntas con las que podríamos empezar a trabajar con nuestro Mal Humor, cuando llega el punto en que se vuelve Enojo espero sean de utilidad y recuerda… Cada quien elige cómo vivir su vida.

Publicado por: Psicologo360 Fecha: 15 agosto, 2016